a
This site uses cookies. By continuing to navigate the site, you accept the way we use this information. Yes, i understand Opt out from Google
Click here for more details
x

El pasado cuenta en tu piel, protégela y vigílala

El pasado cuenta en tu piel, protégela y vigílala

La Fundación Piel Sana de la AEDV lanza la Campaña Euromelanoma 2019 focalizando sus mensajes en la prevención y vigilancia de la piel. Este año se hace hincapié en la población de 65 o más años, ya que en este grupo la mortalidad sigue aumentando. Según datos recientes, después de haber aumentado en las últimas décadas, las cifras de muertes por cáncer de piel en nuestro país parecen estar estabilizándose en mujeres y empiezan a disminuir en jóvenes y hombres de mediana edad. Pero es el grupo de población más mayor donde los fallecimientos por esta causa siguen ascendiendo.

 

“Este año podemos decir por primera vez en mucho tiempo que se están detectando datos que arrojan esperanza frente al cáncer de piel. Un estudio reciente muestra que las muertes por melanoma están disminuyendo entre los jóvenes y la población adulta. Sin embargo, entre la población de 65 o más años sigue detectándose un incremento de mortalidad. Es en ellos donde queremos poner nuestro foco este año con una serie de iniciativas a través de la Campaña Euromelanoma. España, a través de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) y de su Fundación Piel Sana, se suma un año más a esta campaña cuyo objetivo es la concienciación sobre la salud de la piel y la detección precoz del cáncer. Sabemos que todavía hay mucho que mejorar y campañas como esta son una oportunidad para trasladar conocimiento sobre un tipo de cáncer que es el que más se puede prevenir”, explica el Dr. Pedro Jaén Olasolo, presidente de la AEDV y su Fundación. 

 

Cada año se diagnostican <br>unos 5.000 casos de melanoma en España, el cáncer de piel con peor pronóstico, y unos 71.000 casos de cáncer cutáneo no melanoma</br>. Tomado en conjunto, el de piel es el cáncer más frecuente, según datos de la Organización Mundial de la Salud. Sin embargo, también es el tumor más prevenible y, cuando se detecta y trata a tiempo, tiene buen pronóstico. Por estos dos hechos, desde la Fundación Piel Sana de la AEDV se pone énfasis en las medidas de prevención primaria y secundaria, es decir, en una adecuada fotoprotección y en una vigilancia periódica de la piel para detectar precozmente la aparición de un cáncer y poder tratarlo con éxito.

 

Aprender del pasado

“Este año hemos querido echar la vista atrás y ver qué ocurría hace 30-40-50 años y comparar esa situación con la que se vive en la actualidad. La verdad es que se ha avanzado. Lo vemos en imágenes de la exposición fotográfica que hemos preparado, ‘La huella del pasado’, y en los datos de una encuesta que hemos realizado a población de 50 o más años”, señala el coordinador general de la Campaña Euromelanoma 2019, el Dr. Agustín Buendía Eissman.

 

‘La huella del pasado’ es una exposición fotográfica que muestra los hábitos y costumbres de la población española frente al sol a lo largo de un siglo. Las imágenes hacen un repaso de cómo las modas, el boom turístico o la mejora económica han influido en los ciudadanos en su ocio y en su salud. “Como podemos ver en las imágenes, el paisaje de nuestras playas y veraneantes ha cambiado mucho en los últimos 30-40 años. De playas llenas de turistas con pieles pálidas o rojas, niños sin protección alguna o ausencia total de sombras, ahora cada vez es más frecuente ver sombrillas, gorros o cremas protectoras. Se ha avanzado. Pero también nos seguimos encontrando con espaldas rojas, cabezas achicharradas o cuerpos al sol del mediodía. Se puede mejorar”, insiste el Dr. Buendía Eisman.

 

Vigilancia de la piel

Entre los puntos de mejora también se encuentra la vigilancia periódica de lunares sospechosos según se pueden comprobar en los resultados de una encuesta realizada por ‘More than Research’ para la Fundación Piel Sana de la AEDV a 1.000 personas entre 50 y 80 años.

 

“De la población encuestada, sólo un 20% de los ciudadanos de 50 o más años se busca lunares nuevos o cambios en su piel frecuentemente, un 17% no lo hace nunca y un 60% a veces. Ese puede ser el principal factor que explique por qué la mortalidad por melanoma sigue creciendo en este grupo de población”, afirma el Dr. Eduardo Nagore Enguídanos, miembro de la Fundación Piel Sana de la AEDV y la persona que conecta la campaña española con la europea.

 

La prevención secundaria es fundamental para reducir la mortalidad por melanoma, es decir, una vez que el daño está hecho, se puede hacer algo: el diagnóstico precoz, para ello lo correcto es realizar una autoexploración mensual de la piel. “Pero, además, una vez que se detecta un cambio en un lunar o un signo sospechoso, hay que acudir al médico. Si un melanoma se detecta precozmente, la probabilidad de curarlo con éxito se acerca al 80%. Y, según los datos de una encuesta realizada por Euromelanoma Europa y la Fundación para la Investigación del Melanoma (MRF) a más de 1.300 dermatólogos de todo el mundo, parece que la mitad de los pacientes retrasan la búsqueda de ayuda médica y tratamiento de tres a seis meses, un 39% de 7 a 12 meses y un 14%, un año”, indica el Dr. Nagore.   

 

Según esta encuesta, en torno a millón y medio de personas en todo el mundo retrasa la búsqueda de ayuda médica ante un signo sospechoso en su piel. Por tanto, se estima que 33.300 muertes por cáncer de piel podrían prevenirse en todo el mundo si el paciente acudiera de forma precoz a una consulta médica.

 

En todo el mundo, cada año se diagnostican 132.000 melanomas y 3 millones de casos de cáncer de piel no melanoma. Un tercio de los diagnósticos de cáncer son cáncer de piel. Se estima que una persona muere cada 9 minutos por un melanoma.

 

Proteger la piel de la radiación

Desde la Fundación Piel Sana, se quiere insistir en que, si se diagnostica a tiempo, el cáncer de piel se puede curar. Por eso este año se ha puesto el foco en la población en la que siguen aumentando las muertes por melanoma: la población adulta y anciana que menos atención presta a su piel. “Pero no nos olvidamos del resto: niños, jóvenes y adultos. Porque en muchos de ellos el daño cutáneo todavía no se ha producido, porque se puede prevenir con una adecuada protección”, declara la Dra. Ángeles Flórez Menéndez, coordinadora de coordinadores regionales de Euromelanoma España.

 

Esta dermatóloga apunta a los errores más frecuentes en fotoprotección: “hay que recordar que la quemadura solar puede ocurrir en cualquier momento del año, aunque lo habitual es que se asocie fotoprotección con verano, playa y piscina. Esto es un error. La exposición solar saludable debe realizarse todo el año. Hay que buscar la sombra y no exponerse en las horas centrales del día, entre las 12 y las 16 horas. Es importante proteger la piel con ropa adecuada, idealmente con colores oscuros, mangas largas, sombreros y utilizar crema protectora con un factor elevado, más de 30, cada 2 horas”.

 

Para insistir en la importancia de la fotoprotección, la Campaña Euromelanoma ha realizado un vídeo que difundirá a través de redes sociales y que pone a disposición de los medios de comunicación: ‘la belleza está en la sombra’, con el que quiere concienciar sobre el concepto de belleza. “Los dermatólogos y una parte de la sociedad estamos convencidos de que la belleza está en la salud, en una piel sana. Perseguir el moreno conlleva un daño cutáneo y eso tiene consecuencias: un envejecimiento precoz, mayor aparición de manchas y más riesgo de cáncer de piel. Nadie identifica un cáncer o una mancha con belleza. Por eso queremos transmitir que hay que protegerse y buscar las sombras”, ha insistido el Dr. Buendía Eisman.

 

Medidas de protección que no tuvo en su juventud Marta Fuentes, presidenta de la asociación Melanoma España y paciente con melanoma metastásico. “Tengo 50 años y en mi juventud no había conciencia sobre el riesgo de estar expuesto en exceso al sol. Yo soy rubia, tengo ojos azules y mi piel es blanca, es decir, mi piel necesita protegerse mucho más de la radiación que la de una persona morena y, sin embargo, yo quería estar bronceada como mis amigas. A los 23 años, embarazada de mi hija, me diagnosticaron un melanoma, que me trataron. Siete años más tarde, en un segundo embarazo, me detectaron una metástasis. Desde entonces he tenido 7 metástasis y ahora sigo en tratamiento con un biológico. Cada vez hay más terapias y eso es bueno. Pero no habría que llegar a mi situación, este cáncer se puede prevenir y entre todos podemos hacerlo. La coordinación entre atención primaria y dermatología es fundamental, así como la educación desde el colegio a través de actividades planificadas para adquirir hábitos ‘soludables’”, ha explicado.

 

Desde Melanoma España también se quiere hacer hincapié en la necesidad de seguir investigando y en la mejora de la detección precoz de este cáncer. “Debemos continuar requiriendo con más empeño si cabe, la necesidad de invertir en investigación. Gracias a los avances en la inmunoterapia, los pacientes de melanoma hemos visto incrementada significativamente nuestra supervivencia. Solo quiero recordar que el melanoma hasta hace pocos años tenía un promedio de vida entre 9 y 12 meses y ahora hablamos de un 40% de supervivientes a los cinco años”, ha señalado la presidenta de esta asociación.

 

 

Evitar la negación

Precisamente, uno de los mensajes que este año se quiere transmitir desde la Campaña Euromelanoma es que la lucha contra el cáncer de piel empieza en tu cabeza: “el 88% de las personas cree que la falta de protección frente al sol está relacionada con el cáncer de piel, pero sólo un 18% de ellas se protege frecuentemente de la exposición al sol, según los datos de una encuesta realizada por IPSOS para La Roche-Posay(4) a casi 20.000 personas en 23 países de Europa, Norteamérica, Latinoamérica y Australia”, ha señalado el Dr. Buendía Eissman.

 

Este especialista indica que el problema está enla negación: se conoce el riesgo, pero se obvia; se conocen los síntomas, pero no se busca ayuda médica (la gente se autoengaña diciéndose que no será nada) y los pacientes, que ya han sido tratados de un melanoma, sabe que es fundamental un seguimiento médico, y un 30% de ellos faltan a su cita médica dos años después de su primer tratamiento.

 

A través de la Campaña Euromelanoma, “queremos concienciar a la población española a través de las iniciativas presentadas hoy y ayudar a un diagnóstico precoz que facilitamos a través de la semana de cribado que este año es del 24 al 28 de junio”, ha indicado el Dr. Buendía Eisman. Desde hoy, aquellos ciudadanos que así lo quieran pueden solicitar una cita gratuita a través del teléfono 91 543 45 35 o de la web euromelanoma.aedv.es 

 

Finalmente, el presidente de la Fundación Piel Sana de la AEDV, el Dr. Pedro Jaén Olasolo, ha resumido los principales mensajes de este año: “la prevención es fundamental, por eso este año insistimos en la importancia de la protección, de buscar sombras y no exponer nuestra piel a un exceso de sol. Aunque el pasado no se puede cambiar, sí es una oportunidad para aprender de él, y eso es lo que pretendemos con la exposición que hemos organizado. Además, este es un cáncer que, detectado a tiempo, se cura en la gran mayoría de los casos, de ahí que insistamos tanto en la vigilancia de la piel y en la constancia de las revisiones médicas, una vez que el paciente ha desarrollado el cáncer. La atención debe ser especializada, por un dermatólogo, y quizás tengamos que prestar atención en el aspecto psicológico para evitar la negación que es el peor enemigo en la lucha contra el cáncer”.