a
This site uses cookies. By continuing to navigate the site, you accept the way we use this information. Yes, i understand Opt out from Google
Click here for more details
x

Dale la espalda al cáncer de piel

El cáncer cutáneo es el tipo de cáncer más frecuente en el mundo y la incidencia de melanoma se está incrementando más rápidamente que cualquier otro cáncer. El aumento de la esperanza de vida y la excesiva exposición al sol por la búsqueda de un bronceado están contribuyendo a ese aumento. El melanoma cutáneo representa el 10% de las neoplasias cutáneas, pero es el responsable de más del 90% de las muertes por cáncer de piel y es uno de los más costosos, cuando se consideran el diagnóstico, el tratamiento y el seguimiento. El mayor gasto sanitario se realiza en el estadio metastásico.

Tras preguntar a más de 1.000 personas de 20 a 50 años con hijos en edad escolar de toda España, se evidencia que casi el 22% de los encuestados reconoce que no revisa los lunares de su piel y un 50,5% nunca ha revisado los lunares de su pareja. Además, el 75,9% no ha tenido necesidad de consultar al dermatólogo para que le evalúe algún lunar en la piel. 

Con el lema 'España tiene un problema con el cáncer de piel', "la campaña Euromelanoma 2018 quiere hacer hincapié en el impacto que supone el cáncer dermatológico", ha aclardo el Dr. Agustín Buendía, coordinador de Euromelanoma 2018 en España. 

“Nosotros hemos querido ir más allá, y lanzar dos mensajes más que queremos que calen entre la población: ‘Dale la espalda al cáncer de piel’ y ‘Un minuto vale una vida’, porque emplear unos minutos en la vigilancia puede ayudarnos a la detección precoz y con ello a un tratamiento más eficaz y mejor pronóstico”, ha señalado el Dr. Eduardo Nagore, uno de los dermatólogos coordinadores de esta campaña. Uno de estos lemas es el que se ha querido potenciar en un vídeo que la Fundación Piel Sana de la AEDV divulgará a través de su web fundacionpielsana.es y de sus redes sociales.

Porque como ha explicado el Dr. Eduardo Nagore, “la visita al dermatólogo y, sobre todo, la autoexploración de la piel es fundamental. Para realizar una buena vigilancia de los signos de sospecha de melanoma, necesitamos hacer una evaluación de la piel varias veces al año y, como no tenemos ojos en la espalda, debemos pedir a nuestra pareja, familia o amigos que nos ayuden a revisar aquellas zonas donde no llegan nuestros ojosSólo el 36% de las personas examina su espalda en busca de signos de cáncer de piel al menos una vez al año, según datos de la Academia Americana de Dermatología. Parece que no nos gusta pedir ayuda a los demás en términos de salud dermatológica, ya que el 43% de las personas rara vez o nunca pide a otra que le ponga crema protectora en su espalda”.