Carcinoma Basocelular

El carcinoma basocelular es el tipo más común de cáncer de piel.

Apariencia

Existen varios tipos de carcinoma basocelular.

Los carcinomas basocelulares nodulares se presentan como bultos en la piel con superficie brillante, que suelen desarrollar una pequeña herida o llaga en el centro en la que se puede formar una costra.

Otros carcinomas basocelulares más superficiales adoptan una apariencia de finos parches, marrones o rojizos. Pueden confundirse fácilmente con pieles secas, queratosis actínica, eczemas o psoriasis, pero no responden a cremas hidratantes o esteroides tópicos. Es frecuente que este tipo de tumor sea advertido por los pacientes como una llaga o herida que no se cura en semanas o meses.

Localización

Los carcinomas basocelulares aparecen con una mayor frecuencia en áreas de piel que están frecuentemente expuestas al sol. Los carcinomas basocelulares nodulares se dan con mayor frecuencia en la cabeza y el cuello, mientras que otros tipos suelen aparecer en el tronco, los brazos o las piernas.

Evolución

Los carcinomas basocelulares suelen crecer sin causar ninguna molestia. El carcinoma basocelular es el tipo menos peligroso de cáncer de piel, pero si no se trata, puede crecer y destruir los tejidos circundantes o subyacentes. Como norma, el tratamiento recomendado consiste generalmente en la cirugía u otros tratamientos localmente destructivos, aunque existen otros tratamientos no quirúrgicos que son también eficaces en determinadas circunstancias.