Lista de control

Antes de acudir a su médico:

Su médico o dermatólogo necesitará mucha información para poder realizar un diagnóstico preciso de cualquier lesión sospechosa. Si puede acudir a su cita con esta información preparada, ayudará a su médico a proporcionar un diagnóstico fundado con mayor rapidez. Siempre que sea posible, vale la pena llevar cualquier material complementario que tenga, por ejemplo, fotografías de la lesión que muestren los cambios que se hayan producido con el tiempo.

Piense sus respuestas a las preguntas siguientes:

  • ¿Cuándo apareció la lesión?
  • ¿Apareció de manera espontánea o había previamente un lunar en la zona?
  • ¿Tiene cualesquiera otras lesiones sospechosas?
  • ¿Tiene antecedentes familiares de cáncer de piel y, en caso afirmativo, de qué tipos?
  • ¿Ha tenido mucha exposición al sol en el pasado? ¿Alguna exposición al sol durante la infancia derivó en quemaduras solares con ampollas, o, siendo adulto, ha tenido alguna exposición crónica durante cualesquiera actividades recreativas o en el trabajo?
  • ¿Duele o pica? ¿Ha sangrado o supurado?
  • ¿Qué le hizo pensar que se trataba de una lesión sospechosa?