Cuál es el siguiente paso

Si detecta una lesión sospechosa, es fundamental que acuda a un médico, preferiblemente al dermatólogo, para que proceda a evaluarla a la mayor brevedad.

El cáncer de piel puede tratarse, y el diagnóstico precoz aumenta enormemente las posibilidades de curación.

Cuando el tratamiento se retrasa, la enfermedad empeora y, en algunos casos, puede causar deformaciones, complicaciones e incluso la muerte.

No permita que un retraso disminuya sus posibilidades de lograr un resultado positivo.

Las reglas de oro son:

  • No lo ignore, con la esperanza de que desaparecerá.
  • No espere a ver cómo evoluciona, ni lo trate usted mismo.
  • No presuma que no es nada grave.
  • No piense que no es una prioridad subsanar el problema.
  • Y, sobre todo, no tenga miedo de acudir a su médico o dermatólogo.